La llegada de Alejandro a Asia

Acaecido en el 334, el desembarco en Asia significó para Alejandro Magno la posibilidad de iniciar la conquista del mayor imperio que el mundo había conocido hasta la fecha, el imperio persa. Será con posterioridad a este significativo momento cuando vendrán las grandes victorias donde Alejandro demostrará sus dotes de mando y liderazgo que le llevarían al sobrenombre del Grande.

Después de haber dirigido al ejército desde Macedonia hasta el Helesponto, Alejandro dejó que Parmenión, general de los tiempos de su padre y que ya había establecido una cabeza de puente en Asia, supervisara el paso de las tropas de Sesto a Abidos. Esta zona había sido la elegida por ser el lugar donde más se estrechaba el Helesponto, ya que apenas un kilómetro de anchura separaban Europa de Asia. Mientras el grueso del ejército cruzaba, el caudillo macedonio se dirigió al extremo sur del Quersoneso, a Eleo, donde realizó sacrificios en la tumba de Protesilao, el primer griego que pisó Asia durante la guerra de Troya.

Alejandro-Magno-rey-Macedonia_TINIMA20110729_0027_18

Alejandro III de Macedonia. (imagen de teinteresa.es)

Arriano (I, 11, 6) nos ha dejado constancia de los hechos que realizó Alejandro mientras cruzaba el Helesponto: gobernó él mismo la nave en la que hizo la travesía, sacrificó un toro en honor a Poseidón y vertió al mar una libación a las nereidas con una copa de plata. Una vez a la vista de la costa asiática, concretamente en el “Puerto Aqueo”, lanzó su lanza aún desde el barco, y esta se clavó en la orilla (D. S., XVII, 17, 2). Este acto de propaganda por parte de Alejandro, vino a rescatar un concepto homérico de “conquistar la tierra por la lanza” (ge doriktetos), un derecho de conquista que perdurará en el tiempo por la imitación de este hecho que harán las realezas helenísticas posteriores.

Una vez en Asia, el general macedonio continuó con sus actos de escrupulosa religiosidad, pues visitó Troya, donde honró a Atenea dejando su propia armadura como exvoto, y tomando una que había en el templo y de la que se decía era de la guerra de Troya. Esta armadura será portada por sus hipaspistai cuando Alejandro se encuentre en primera línea en las futuras batallas que los macedonios tendrán que afrontar contra los persas. Finalmente honró la tumba de Aquiles, ofreciéndole una corona de oro, y dando una vuelta, desnudo, al túmulo del gran héroe griego, y que por parte de madre era su antepasado. Hefestión, el compañero más querido por Alejandro, hizo lo propio en la tumba de Patroclo, el gran amigo de Aquiles.

No se puede menospreciar el lado religioso de todos estos actos, pero sin duda el principal objetivo de Alejandro fue el de dar a la expedición un toque panhelénico, enlazándola con la otra gran expedición griega a oriente, la guerra de Troya. Alejandro no escondió a nadie que se comparaba con Aquiles, es más, que él era el nuevo Aquiles, y como dice Arriano (I, 12, 1-2), se lamentaba de no poder contar con un heraldo como había tenido Aquiles con Homero, y que sus hazañas no serían debidamente relatadas para la posteridad.

En ocasiones este desembarco pasa desapercibido, pues se encuentra a la sombra de las grandes batallas que Alejandro y sus hombres libraron en suelo asiático, pero no hay que olvidar que el paso de los macedonios y aliados griegos a la Tróade, fue el comienzo del Helenismo.

Todas las fechas dadas son antes de Cristo.

Breve bibliografía moderna.

Michael Thompson, El Gránico, la forja de un mito, 2007.

Paul Cartledge, Alejandro Magno, la búsqueda de un pasado desconocido, 2007.

Edouard Will y otros, El mundo griego y el oriente, tomo II, el siglo IV, y la época helenística, 1998.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s