París-Niza, ¿Paris-Niza?

La carrera por etapas más importante de la primavera, la París-Niza, ha conocido este año una de las peores ediciones en cuanto a recorrido propuesto, importancia de sus participantes y emoción. No hablamos de espectáculo, esa cacareada condición, que tanto se está confundiendo con rampas imposibles, sino de emoción, es decir, de ataques, de desfallecimientos y duelos competidos por la victoria.

Pero, ¿qué ha pasado para que se haya llegado a esta situación? Sin duda el mayor responsable es ASO (Amaury Sport Organisation), la empresa encargada de la realización y confección de carreras de la importancia del Tour de Francia, la Vuelta a España, Lieja-Bastogne-Lieja, Flecha Valona, y muchas más, y que como decimos también organiza la propia Paris-Niza. ASO presentó un recorrido donde llamaba la atención la falta de contrarreloj, o mejor dicho de prólogo, y unas etapas de montaña bastante descafeinadas. No nos referimos a un final en alto claro, puesto que Paris-Niza casi nunca ha ofrecido ese tipo de etapas, pero si que algún final como el ya clásico en Mende se ha echado de menos. Si que no ha faltado a la cita el col d´Éze, con descenso rápido a Niza posterior, pero si no se presenta con anterioridad algo con más de dureza, ese puerto no marca gran cosa, ni para la etapa ni para la general. Otros años los ciclistas han tenido que afrontar subidas anteriores al mencionado col d´Éze, como La Turbie o incluso el Col de la Porte. Este año el puerto elegido para el desgaste fue la Còte de Peille…

logo_paris_nice

El elenco de ciclistas tampoco era precisamente el de otros años. Destacaban Porte, Van Garderen, Nibali y Rui Costa. El primero no tomó la salida para marcharse a Tirreno en sustitución de Froome, algo que no digirió bien la organización. El segundo se cayó el primer día. Nibali ya comentó que no estaba para demasiadas florituras. Rui Costa es el campeón del mundo, con la consiguiente dosis de maldición que eso parece conllevar y que se ha vuelto a demostrar.

Con todo esto, era normal que las etapas se decidieran en los últimos kilómetros, un ciclismo que en el blog ciclismo2005 se ha llamado de manera muy acertada, ciclismo de youtube, pues te vale con ver los últimos cinco kilómetros para ver todo lo interesante. Betancur, el pequeño colombiano que posee unos terribles problemas de colocación, y eso que no es ninguna “bala verde” murciana, ya me entienden, se llevó la general y dos etapas; segundo Rui Costa, que además también fue segundo en dos etapas (maldición del campeón del mundo aderezada con un trompazo a 200 metros de la última llegada); y tercero Arthur Vichot, que ganó la última etapa. Si, ese es el podio, algo descafeinado, una idea en la que se ahonda más si se tiene en cuenta que José Joaquín Rojas ha sido cuarto.

Este ha sido el panorama de una carrera bonita y respetada que parece que cada año es menos bonita y menos respetada. Señores de ASO, háganselo mirar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s