Los privilegios, Emmanuel Joseph Sieyes y el siglo XXI

Emmanuel Sieyes nació en Fréjus, Provenza, el 3 de mayo de 1748. La fecha de su nacimiento y el lugar del mismo, nos da ya una idea de la agitación política que le tocó vivir a este clérigo, la Revolución francesa y todos los acontecimientos posteriores. De ferviente revolucionario (moderado) que apoyó al Tercer Estado, a Cónsul con Bonaparte y Ducos; de Conde del Imperio, a exiliado en Bruselas. Esos fueron los vaivenes en la vida de Sieyes, que murió el 20 de julio de 1836, ya fuera de la Iglesia, e incluso sus exequias fueron por completo civiles.

De todos sus escritos, destacan de manera particular dos de ellos, Ensayo sobre los privilegios, y ¿Qué es el tercer estado? Sus publicaciones, todas ellas publicadas unos meses antes del estallido de la Revolución y en plena efervescencia política, nos han dejado muchos conceptos básicos para el ordenamiento democrático actual, a pesar de sus errores y divergencias, y para las libertades individuales y colectivas.

image_droits_de_l-homme

Imagen alegórica de los tres estados, y su… orden.

En primer lugar el abad francés nos plantea en Ensayo sobre los privilegiados, la cuestión de los derechos por nacimiento o por pertenencia a algún grupo, como estos son claramente antidemocráticos, y como la defensa de los mismos ataca de manera directa a la base de la nación, al tercer estado, es decir, el grupo social que en el siglo XVIII suponía el 95% de la población en Francia. Es obvio que tales divisiones estamentales han desaparecido, la nobleza no posee privilegios políticos ni económicos por el simple hecho de ser nobles, ahora “sólo” los poseen si tienen dinero. Pero, ¿qué ha ocurrido con los privilegios de la Iglesia y de la Corona? Pues si que han perdido muchos privilegios, pero no todos los que deberían haber sido.

La Iglesia puede, entre otros asuntos, inscribir propiedades a su nombre sin pagar impuesto por ellos. No es una ley que ha quedado como reminiscencia de tiempos pretéritos, es una ley de 1998. Los registros se hacen con una certificación de un Obispo, sin estar obligado a hacerlos públicos por edictos y sin pagar los impuestos de transmisión patrimonial. Este hecho sólo puede realizarlo la Iglesia. ¿Cómo se llama a eso? Privilegio.

Siguiendo a Sieyes, vemos la gravedad que significan los privilegios, “Todos los privilegios, sin distinción, tienen ciertamente por objeto dispensar de la ley u otorgar un derecho exclusivo a algo que no está prohibido por la ley. La esencia del privilegio es su existencia fuera del derecho común, que sólo puede ser eludido de una u otra de esas dos maneras.” El filósofo francés continúa, “Conceder a alguien un privilegio exclusivo sobre lo que pertenece a todo el mundo sería perjudicar a todos en beneficio de uno sólo; lo cual supone la imagen misma de la injusticia y la más absurda sin razón.”

Creo que queda muy claro lo que los privilegios significan para una sociedad democrática, donde la ley tiene la clara función de impedir cualquier ataque a la libertad o a la propiedad de alguien. Queda también bastante claro la estupidez de una monarquía en cualquier sociedad avanzada, pues por mantener una tradición, esta se vuelve en privilegio y este a su vez en atentado a la libertad. Si sólo un ciudadano puede acceder a la jefatura del estado, ¿no es eso un privilegio?

Algo tan obvio como esto no es tenido nunca en cuenta, ni se explica tampoco desde este punto de vista, sino desde el que conviene a cada cual. Aún queda un amplio recorrido para anular todos los privilegios, incluido el elevado número de aforados, y hacer una democracia más plena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s