De siglas, ideologías y partidos

Ante el posible panorama político que las últimas encuestas nos están ofreciendo, se ha abierto una nueva línea de crítica o de observación por parte de diferentes políticos y periodistas. Esta no es otra que la de pedir a Podemos que se posicione en alguna de las clásicas y hasta ahora dominantes disposiciones políticas. Eres de izquierdas o de derechas, con todo lo que eso conlleva, y me refiero a la idea de “hacer paquetitos”. Si eres de izquierda se te presuponen unas determinadas pautas, y si eres de derechas exactamente igual.

Es muy curioso que esto se le pida a un partido nuevo, que debe responder más a la sociedad actual que a la de finales del siglo XX, y me explico. La sociedad no es tan clasificable en esos “paquetitos”, pues no es difícil encontrar sindicalistas muy religiosos u obreros que creen en una economía de libre mercado. Por otro lado, y como culmen de la idiotez ante la petición de definición a Podemos, los partidos tradicionales también han dejado atrás sus propios “paquetitos”, y nos encontramos a un PSOE que privatiza o a un PP que sube impuestos. Por tanto que surja un partido político que no se encasille y que quiera representar a la mayor cantidad posible de españoles, no es nada extraño.

encuesta-cis-noviembre-550x400_c

Estimación de voto, noviembre de 2014 (CIS)

Una de las cuestiones que más nervioso ha puesto a los partidos tradicionales, incluidos a los de la izquierda, es el propio nombre de la formación, PODEMOS. ¿Cómo te diriges a ellos? Los términos tradicionales de la izquierda han sido encasillados en los –ismos y a su gente en los –istas. Así tenemos por ejemplo a socialismos y socialistas; y comunismo y comunistas. Pero cuando llega un partido que por sus siglas no se les puede hablar así, eso molesta. Y molesta aún más cuando se le ha quitado esa particularidad a los partidos de derechas, los cuales supieron ver antes que los de izquierdas que si querían gobernar debían abandonar los –ismos y los –istas. Los ejemplos son varios, Partido Popular; Unión, Progreso y Democracia; y Ciudadanos. ¿Con qué término se dirige a ellos la población? ¿Es así más fácil llegar a la gente?

Los partidos de izquierdas, ya sean socialistas, comunistas, ecologistas o anarquistas no han sabido o no han querido realizar esta conversión hacia la población, evitando esas características básicas o señeras que debe tener la persona que los vote. Probablemente esto responda también a una especie de complejo de la izquierda española de salirse de los parámetros de izquierda y derecha porque con anterioridad lo manifestó así José Antonio Primo de Rivera, el fundador de Falange. Pero si Falange lo usó de manera demagógica, no quiere decir que esta actitud sea por ende una actitud falangista.

Lo cierto es que en la España de comienzos del siglo XXI se ha generalizado el sentimiento del común, ya sea obrero, profesor, autónomo o pequeño empresario, frente a una élite económica, financiera y política. Ya se vio que el movimiento del 15M despertó muchas simpatías por la afinidad del propio descontento general. Recuerdo que por entonces se decía que dejasen las calles y que se organizaran en partido, pues bien eso ha ocurrido, y el descontento convertido en otra manera de hacer política, puede llegar al parlamento. Sin revuelta, siguiendo la ley. Intentando llegar al mayor número posible de españoles.

Anuncios

Un pensamiento en “De siglas, ideologías y partidos

  1. Pingback: Cinismo | Demasiadas palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s