La Historia es muy seria, señor Reverte

Si puedo decir que tengo algo claro, eso es que la Historia es una ciencia, y que como tal merece el máximo respeto por cualquiera que se acerque a ella, y repito cualquiera, sea quien sea, famoso, periodista o aficionado.

¿Por qué digo esto? En la última semana, los historiadores hemos tenido que soportar como un texto pseudohistórico se hacía un hueco entre los aficionados a la Historia. Hemos visto como era puesto como ejemplo de lo que debe ser la Historia: comparar hechos del pasado con los actuales. Hemos asistido como un periodista, daba una lección histórica… No es otro que este texto de Arturo Pérez-Reverte, “Los godos del Emperador Valente”.

En ocasiones me han dicho que soy demasiado radical, y que debo asumir que todo el mundo tiene opinión en Historia, y desde luego que se admite que haya opiniones que no vengan de historiadores, pero es demasiado tener que aguantar lecciones de pseudohistoria, como este texto pretende.

No entraremos en los bastantes fallos históricos que el escrito posee (Reverte llega a decir que los godos del 376 son empujados a la frontera del Imperio Romano por Atila, ¡Atila!, el cual no nacería hasta diecinueve años después), ni tampoco en las opiniones vertidas, faltaría menos, pero si en la comparación que propone, y en el motivo por el cual se supone que para mucho existe la Historia.

49236_h_lg

El autor compara la llegada de los godos al Imperio Romano con la llegada de los refugiados sirios a la Europa actual. Las comparaciones en Historia no existen, pues como he dicho se trata de una ciencia, por lo que los historiadores no pierden el tiempo en comparar dos momentos históricos tan dispares, donde las coincidencias son vistas sólo por aquellos que poseen un motivo (por lo general político) para hacerlas. En este caso Reverte lo hace para cargar contra la sociedad europea y para ir contra los líderes europeos.

La cuestión es que se podría haber hecho estas críticas sin usar la Historia, esta es muy seria, y en manos de periodistas se vuelve vulgar e inexacta. El Imperio Romano de Valente no se parece en nada a la Europa actual; los godos no son comparables con los refugiados sirios; la decadencia occidental no se puede entender mirando a Roma…

Cuando los historiadores decimos que la Historia ayuda a comprender el presente, no es mediante comparaciones, sino porque ayuda a saber cómo y por qué hemos llegado aquí, pero sin usarla para conclusiones arbitrarias.

Señor Reverte, por favor, no abuse de una ciencia tan bonita y por la cual siento tanto amor, no manosee aquello que no sabe, no sea usted para la Historia como Belén Esteban y compañía lo son para su profesión el periodismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s